Celebración pro iglesia de Fuenteodra 2 – 10 – 2021

Entre todos lo hicieron posible. No solo por el éxito de la jornada homónima que ayer se celebró durante toda la mañana en la localidad de Fuenteodra, sino por las pequeñas victorias que va consiguiendo este pueblo pedanía de Humada y sus habitantes, con un censo que no supera la docena.

Siete conferencias de diez ponentes diferentes y medio centenar de oyentes que se acercaron para intentar escudriñar los entresijos de la iglesia de San Lorenzo Mártir, aquella que pretenden salvar del inexorable paso del tiempo y del abandono y de la dejadez humana.

Entre los organizadores estaba Javier Maisterra, presidente de la Asociación Cultural Manapites, que informó a los asistentes de las novedades entorno a su parroquia. La primera de ella y más reciente es la finalización del Documento Estratégico de Actuación, una planificación de intervención en un bien cultural tan complejo como la iglesia de San Lorenzo Mártir. «Una pequeña pero necesaria obra para tratar de tú a tú a quienes nos van a poder ayudar en este proyecto: donantes y administraciones».

Pero no es la única noticia. Por delante un nuevo reto: un convenio cofinanciado por la Diputación y el Arzobispado para hacer frente  a las goteras y que necesitará de un segundo crowdfunding para sufragar el 30% de la obra.

«No nos quedamos sólo en eso. Estamos pendientes de una subvención de la Diputación de Burgos que nos aportará mano libre para hacer ciertas cosas imprescindibles y urgentes, como apear la iglesia por dentro y que no se venga abajo, e intentar hacer la torre visitable para mostrar sus mejorías», confirma Maisterra como proyectos para un futuro inmediato.

El fotógrafo paciente. No cree en las casualidades pero sí en las causalidades, concretamente en la que le llevó a conocer a Javier Maisterra, quien le dio la oportunidad de visitar el pueblo de Fuenteodra y su iglesia. «Me quedé totalmente enamorado», afirma.

Una musa, la Dama de las Loras, que ha servido de inspiración al fotógrafo madrileño Fernando Manso y a su cámara analógica de placas de negativo. Con ella quiso acercarse a la iglesia de San Lorenzo Mártir antes de que comenzarán su restauración y dejar constancia de la huella del paso del tiempo y cómo todavía esa estela está presente aún hoy en muchos monumentos de España.

Se trata de un acto de fe, como el mismo califica, y no por la devoción que profesa a su trabajo, el proceso de revelado de su cámara Ebony de gran formato. «Hasta que no llego al laboratorio no sé lo que he sacado. Sigo trabajando como hace 150 años».

Con ella se ha aventurado en un nuevo proyecto: Susurros de piedra. Un trabajo fotográfico en forma de libro que le ha supuesto cuatro años de su tiempo y miles de kilómetros de viajes por España para retratar más de 24.000 lugares.

«Tenemos la suerte en España que después de tantas culturas y casi dos mil años de civilización nos han dejado maravillosas cosas en este país. Con este trabajo pretendo poner en valor la historia, el arte, la cultura y el patrimonio tanto eclesiástico, civil y paisajístico».

Una visión de autor de lo que siente para dar a conocer lugares inéditos. «No pretendo que sea un catálogo, sino una forma para estar orgullosos de lo que tenemos», manifiesta. De todas ellas, 300 han sido las seleccionadas para su libro Susurros de piedra y Fuenteodra y su iglesia han sido una de las elegidas, para honra de sus vecinos y donantes.

En el siguiente vídeo puedes oír las canciones que cantó la Coral Antonio de Cabezón

Coral Antonio de Cabezón en Fuenteodra 2 octubre 2021 – YouTube