El Geoparque de las Loras

EL GEOPARQUE DE LAS LORAS

Un geoparque es un territorio que cuenta con una serie de lugares de importancia geológica así como sitios de valor etnográfico, ecológico y/o cultural

La comarca española de Las Loras, en la comunidad de Castilla y León, ha sido designada, Geoparque Mundial de la Unesco (organismo de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia) en decisión tomada el 5 de mayo de 2017 cuando el Consejo Ejecutivo de dicho organismos ratificó lo establecido previamente por el Consejo de los Geoparques Mundiales de la Organización.

Con este nombramiento, Las Loras se ha convertido en el primer Geoparque de Castilla y León y el 11º de toda España que entra a formar parte de la Red Mundial de la UNESCO, según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

La Asociación para la Reserva Geológica de Las Loras (ARGEOL) capitaneó con encomiable tesón y esfuerzo,  durante más de diez años, el proceso que ha llegado feliz puerto. Proceso al que se han ido sumando diputaciones, ayuntamientos y asociaciones de la zona noroeste de Burgos y del este de la montaña palentina.

Esta comarca, integrada por 16 municipios (11 de ellos en la provincia de Burgos y otros 5 en Palencia), se caracteriza por sus mesetas calizas, más conocidas como “loras”, en las que hay presencia de “espectaculares cañones fluviales” formados por pliegues montañosos. El sitio cuenta con grutas, farallones de caliza y paisajes kársticos que se asemejan a ruinas, así como con un sinnúmero de cascadas. Asimismo, en general,  los pueblos de la región están bien conservados y en ellos pueden encontrarse iglesias románicas, ermitas rupestres y casas de típica arquitectura popular.

Grandes páramos calizos separados por espectaculares cañones fluviales dominan un paisaje de contrastes que a nadie deja indiferente. Estas fortalezas naturales que son las loras, han servido como refugio y protección para muchos pueblos y culturas. Cuevas, cortados calizos, paisajes ruiniformes e innumerables cascadas conviven con pequeños pueblos que han conservado la esencia del medio rural albergando grandes tesoros en forma de iglesias románicas, eremitorios rupestres y una arquitectura popular bien conservada.

Las Loras tienen su origen en un fondo marino creado hace 200 millones de años, durante los periodos del Jurásico y el Cretácico, que con el paso del tiempo se ha moldeado hasta formar el paisaje de hoy en día cuya observación permite distinguir tres aspectos básicos de la realidad de este territorio de media montaña: el protagonismo de un relieve poderoso, la lentitud de las transformaciones en un espacio de baja intensidad de uso y ocupación y la dominante agraria de su trasfondo económico.

La impronta agraria es la principal huella humana de ocupación y organización productiva del espacio y también la más antigua, pero no la única, pues otros rasgos de ocupación y aprovechamiento están presentes en modo notable: la industria agroalimentaria en Aguilar de Campoo, el campo petrolífero de Ayoluengo, actualmente de escasa producción, la producción de energía eólica presentes en varias zonas del territorio, junto a la actividad turística actualmente concentrada en las zonas de la Montaña Palentina (Aguilar de Campoo) y de los Cañones del Ebro (Orbaneja del Castillo y Sedano).

                                     LAS LORAS DE VALDEHUMADA

Los pueblos de Valdehumada, como integrantes del Geoparque, debemos concienciarnos de la importancia que para el valle puede tener la decisión por parte de la Unesco de haber declarado la zona de la las Loras como Geoparque Mundial.

Debemos ser concientes de la gran riqueza del paisaje que nos rodea de la importancia de cuidarlo y conservarlo, de colaborar en mejorar nuestro entorno y hacer de nuestros pueblos lugares atractivos y agradables para los convecinos y personas que puedan visitarnos.

Con el fin de contribuir en el desarrollo del potencial de nuestra zona se ha creado el siguiente grupo de WhatsApp al que estáis todos invitados a participar.