V Marcha de la amistad y la solidaridad (Crónica)

En un magnífico día, el 4 de mayo, con sol y sin calor, disfrutamos de la 5ª Marcha de la Amistad y Solidaridad, desde Congosto hasta Rebolledo de la Torre,  resultando una jornada de agradable convivencia en la que el buen humor, la armonía y solidaridad entre los caminantes fue la tónica dominante.

A destacar la excelente planificación y organización del recorrido por parte de la Asociación Voluntarios por Congosto pendiente de todos los detalles para que todo funcionara a las mil maravillas. Agradecer también la colaboración personas de los pueblos de Villamartín, de Puentes de Amaya y de Rebolledo de la Torre.  

La climatología del día invitaba a caminar y eso se notó en la participación de alrededor  del medio centenar de animosos excursionistas  dispuestos a recorrer los alrededor de 20 km. que separan las localidades de Congosto y de Rebolledo de la Torre, inicio y fin del trayecto.

A partir de las 9:15 nos fuimos congregando en Congosto personas de diversa procedencia: Amaya, Aranda de Duero, Arcellares, Burgos, Cardeñadijo, Congosto, Herrera de Pisuerga, Humada, Ordejón de Arriba, Rebolledo Traspeña, San Martín de Humada, Sotresgudo, Villavedón y Vitoria.

Después de la presentación y la foto de grupo iniciamos la marcha sobre las 9:30

El recorrido para hacerlo más llevadero se dividió en tres etapas:

 1ª Etapa.- Congosto – Villamartín.

 Desde Congosto siguiendo la ruta de los Piscárdanos, que bordea el curso del Odra,  y después siguiendo por caminos perfectamente cuidados llegamos a Villamartín donde hicimos un alto en el camino para reponer fuerzas, como decimos por aquí “echar las diez”.

Destacar en este trayecto la gran labor de recuperación y acondicionamiento de la ruta realizada el verano pasado por voluntarios de Villamartín, Congosto, San Martín, Rebolledo Traspeña y Humada permitiendo que  el recorrido se realice sin apenas dificultad.

Estas tareas se realizaron según proyectos presentados por Villamartín el año pasado y en cuya realización contribuyeron los pueblos citados. Los trabajos consistieron en desbroce, construcción de dos pasarelas y vados en el curso del Odra y arroyos cercanos. Podemos decir que con esta marcha  quedaron oficialmente inauguradas, permitiendo cruzar sin problemas el cauce del río Odra y de un arroyo confluyente. La sensación que produce este trayecto de los Piscárdanos nos hace sentir como auténticos exploradores en un paisaje paradisiaco como puede apreciarse en las fotografías.

Superado el tramo de los Piscárdanos nos separamos del Odra y tomando como referencia la Peña Amaya nos acercamos hasta Villamartín siguiendo  un recorrido en perfecto estado y convenientemente señalizado.

En Villamartín después de un pequeño descanso y de repostar en la plaza junto al pilón, según hemos comentado, iniciamos el segundo tramo.

2ª Etapa.- Villamartín – Puentes de Amaya.

Desde Villamartín, a través del impresionante vallejo delimitado por Peña Amaya y Peña Castro, disfrutando del maravilloso paisaje llegamos hasta Puentes de Amaya, pueblo hoy desparecido,  cuyas ruinas nos sobrecogen y nos hacen pensar lo que fueron nuestros pueblos, llenos de vida en épocas no tan lejanas y en lo que se están convirtiendo actualmente.

En Puentes pese al abandono que ha sufrido desde su despoblación hace unos 40 años pudimos ver entre sus ruinas una fuente romana y un pilón.

En Puentes, en una explanada a la sombra, descanso y comida donde cada uno dimos buena cuenta de lo que llevábamos en la mochila y también de lo de la mochila ajena pues “lo bien compartido sabe mejor”.

Después de la comida, en una animada tertulia de sobremesa, Nati de Amaya nos prestó unas fotos de lo que había sido Puentes en los años 50 y al contemplarlas nos embargó una sensación de pena y tristeza por la soledad y el abandono a que se están viendo sometidos nuestros pueblos.

3ª Etapa.- Puentes de Amaya – Rebolledo de la Torre.

Sobre las 15:30 partimos hacia Rebolledo de la Torre por un pequeño ascenso por la montaña de la Muñeca y salida al camino que conduce a Rebolledo de la Torre.

En del trayecto pudimos visitar la ermita del s. X en el desaparecido Villoba.

Llegamos a Rebolledo sobre las 17:30

A continuación nos reunimos en el Teleclub contando con la presencia de algunos “jóvenes con juventud acumulada” como Alejando de Amaya, Antonio de Villamartín, algunos vecinos del pueblo y de otras personas de la zona, así como  otras presentes virtualmente, como Heliodoro y Espe de Congosto, quienes gracias a las nuevas tecnologías se unieron a nosotros por video-conferencia a través del whatsapp.  

Las personas mayores residentes en el pueblo y en otros próximos nos manifestaron que se sienten a gusto y viven felices a pesar de las carencias y falta de servicios que padecen. 

Después de esta agradable tertulia no podíamos despedirnos de Rebolledo de la Torre sin visitar su iglesia del s. XII y reconstruida en el s. XVI, joya del románico, dedicada a los santos Julián y Basilisa.

Finalizada la visita a este valioso ejemplar arquitectónico iniciamos el regreso a Congosto en autobús y debido a la falta de tiempo no pudimos realizar otras actividades, no programadas, como la visita a la iglesia prerrománica de Albacastro (s. X) y al horno/museo etnológico en Rebolledo Traspeña, quedando pospuestas para otra ocasión.

Finalmente agradecer de nuevo  la excelente organización por parte de los responsables de la Asociación Voluntarios por Congosto y felicitarnos por el buen ambiente, la camaradería y el buen humor del que hicimos gala todos los excursionistas, deseosos de participar en otras próximas.

En resumen un día precioso para recordar y no olvidar.

                                                                                             Ana y José María Ruiz Pérez

Puedes ver el  vídeo de la marcha haciendo  clic en él