4 diciembre, 2021

Subvención a la iglesia de Fuenteodra (Diario de Burgos (16 – 10- 2021)

Con más ansia que el sorteo de Navidad esperan muchas localidades de Burgos el reparto de subvenciones del convenio de las goteras, que cada dos años administran la Diputación de Burgos y el Arzobispado. Por continuar el símil, en esta convocatoria el premio gordo le ha tocado a Castrillo de Murcia y la pedrea a Carrias. Los otros tres grandes premios han ido a parar a FuenteodraFuentebureba Montorio, mientras que el resto ha estado muy repartido, hasta alcanzar a 50 iglesias y ermitas de la provincia, tal y como se recoge en el listado completo adelantado Diario de Burgos. 

Muchos son los llamados y pocos los elegidos. Ciertamente, solo uno de cada tres solicitantes ha podido conseguir la subvención a la que aspiraba y nunca más de un 70% de la obra y 126.000 euros de tope. Solo Castrillo de Murcia ha rozado esa cantidad, con 100.000 euros para un proyecto que triplica esa cantidad y que se tendrá que acometer por fases, según confirma su alcalde Diego Sancho.

La iglesia de Santiago Apóstol, mundialmente conocida como espacio central en la fiesta del Colacho, que se celebra desde el siglo XVII el domingo siguiente al día del Corpus. De estilo gótico sobre restos románicos, su cabecera es del siglo XV y el resto del XVI. Los problemas se centran en la cubierta, que mantiene la mayor parte de los elementos estructurales de madera originales, por lo que «acumulan la lógica deformación de tanto tiempo en servicio», además de «patologías derivadas de la existencia de fuentes de humedad, goteras y el ataque de organismos xilófagos», se detalla en el proyecto, que contempla cambiar el tejado entero y su estructura, dado que hay elementos que apoyan directamente ya sobre el trasdós de las bóvedas.

Con la actuación que van a poder iniciar ahora, presupuestada en 327.635,62 euros, «quedaría bien para varios siglos más», bromea el alcalde de Castrillo de Murcia, muy satisfecho con el trabajo redactado por los arquitectos de A3GM. «Hay que felicitar a los técnicos», añade Sancho. 

Por contra, en Fuenteodra aún están muy lejos de vislumbrar el final, aunque sí es un segundo gran pequeño paso para la Dama de las Loras los 90.000 euros de ayuda que recibirán de este convenio, que se abre a salvar joyas del patrimonio que llevan sin culto muchos años, como es el caso de San Lorenzo Mártir. Empezarán por la cabecera del ábside, cuya cubierta cambiarán, además de afianzar los muros y las bóvedas de esa zona y del tramo central del edificio, pero no podrán cambiar todo el tejado.

Aún así, Javier Maisterra, de la Asociación Cultural Manapites, agradece el compromiso de las dos  instituciones, Diputación y Arzobispado, con este proyecto que no se quiere desvincular de la sociedad civil y del pueblo en los que nació, por lo que para sumar el 30% restante recurrirá a una segunda campaña de micromecenazgo, apadrinados como su exitosa primera actuación por Hispania Nostra.