Los mandamientos en Ordejón de Abajo

LOS MANDAMIENTOS (ORDEJÓN DE ABAJO)

Esta versión de los mandamientos la grabaron María y Beni. Coincide con la grabación realizada por el grupo castellano de música tradicional Nuevo Mester de Juglaría.

Los diez mandamientos santos

te vengo a cantar palomas

sólo porque me des gusto

y me tengas en memoria 

sólo porque me des gusto

y me tengas en memoria.

 

En el primer mandamiento

la primer cosa es amar, es amar,

te tengo en el pensamiento 

y no te puedo olvidar,

te tengo en el pensamiento 

y no te puedo olvidar.

 

El segundo es no jurar 

yo juré

más de dos mil juramentos

sólo porque tú me diste

palabra de casamiento

sólo porque tú me diste

palabra de casamiento.

 

En el tercero es la misa

nunca estoy con devoción

siempre pensando en ti,

prenda de mi corazón

siempre pensando en ti

prenda de mi corazón.

 

El cuarto es honrar padre y madre

yo el respeto les perdí,

no me hago caso de nadie

por obedecerte a tí,

no me hago caso de nadie

por obedecerte a ti. 

 

En el quinto es no matar, no matar

a nadie he matado yo,

señora yo soy el muerto

y usted la que me mató,

señora yo soy el muerto

y usted la que me mató.

 

Señorita del balcón, del balcón

que sale y se mete dentro

hace pecar a los hombres

en el sexto mandamiento,

hace pecar a los hombres

en el sexto mandamiento.

 

El séptimo es no hurtar, no hurtar,

yo no robo ni mato a nadie

sólo robaré una niña

si no me la dan sus padres,

sólo robaré una niña

si no me la dan sus padres.

 

El octavo es no levantar, no levantar

falso testimonio a nadie

como a mi me lo levanta

una niña de esta calle, 

como a mi me lo levanta

una niña de esta calle.

 

El noveno es no desear, no desear

hombre ni mujer ajena

como yo la he deseado

para casarme con ella,

como yo la he deseado

para casarme con ella.

 

El décimo es no codiciar, no codiciar

yo no vivo codiciando,

sólo lo que yo codicio

es un matrimonio santo,

sólo lo que yo codicio 

es un matrimonio santo.

 

En otras versiones se añade la siguiente estrofa:

 

Los diez mandamientos santos,

niña se encierran en dos

en quererte a ti paloma,

prenda de mi corazón,

para irnos a la iglesia

y allí casarnos los dos,

para irnos a la iglesia 

y allí casarnos los dos.