Crónica XX Ruta Carreteril Geoparque de Las Loras

 Como vemos en el cartel anunciador la XX Ruta Carreteril discurrió por el Geoparque de las Loras. Durante cuatro etapas,  del 12 al 15 de setiembre, la Cabaña Real de Carreteros ha recorrido  la distancia entre Aguilar de Campoó (Palencia) y Villadiego (Burgos). Durante estas cuatro jornadas los carreteros, guiando dos yuntas de vacas serranas, y acompañantes disfrutaron del  peculiar paisaje de las Loras y de la hospitalidad de sus habitantes.

En este artículo vamos a resumir el recorrido realizado en la tercera (Valtierra de Albacastro – Humada)  y cuarta jornadas (Humada – Villanueva de Puerta), ilustrado con algunas fotos de caminantes y de Nicolás Gallego

Día 13 de Setiembre: Tercera jornada (Valtierra de Albacastro – Humada)

Recorrido: Valtierra de Albacastro – Rebolledo de Traspeña – Villamartín de Villadiego – Fuenteodra – Humada.

 Como podemos apreciar la ruta programada en el cartel anunciador fue modificada por causas que no vienen al caso, partiendo de Valtierra de Albacastro. 

Esta modificación hizo que la caravana carreteril se desplazara hasta Villamartín de Villadiego, no previsto en el programa inicial, ampliando su recorrido por el valle de Valdehumada.

En el alto del Collado, punto de inicio  del Valle de Valdehumada, estaba previsto recibir a los carreteros y acompañarles durante todo el trayecto hasta Humada.

Un grupo de personas acogió con entusiasmo y cordialidad a los caminantes  con una pancarta en la que se podía leer: “¡Bienvenidos!, Valdehumada os saluda”

Ya en terreno de Rebolledo de Traspeña la caravana se desvió de la carretera para visitar dos lugares de interés:  un roble centenario con diámetro de más de 5 ms. y una fuente medieval que estaba tapada por maleza y que se ha recuperado recientemente

Una vez en el pueblo, parada para el almuerzo y visita al museo etnológico de Juan Cruz donde expone gran variedad de instrumentos y herramientas de trabajo utilizados por nuestros antepasados.

A continuación nos dirigimos hacia Villamartín donde además de abrevar los animales en las frescas  y abundantes aguas  de su pilón pudimos contemplar al pie de la Peña Amaya toda su grandiosidad y majestuosidad.

De allí nos dirigimos hacia Fuenteodra con parada al pie de la Iglesia donde pudimos contemplar el estado de abandono en que se encuentra, consecuencia de la despreocupación de quienes tienen la obligación de conservar nuestro patrimonio arquitectónico.

Finalmente emprendemos la ruta hacia Humada por caminos y praderas contemplando al frente la Peña Ulaña y a nuestra izquierda, Peña Lora.

Ya en Humada comida en las antiguas escuelas a base de un menú carreteril seguida de una animada sobremesa.

Posteriormente algunos se entretuvieron jugando a las cartas,   otros se atrevieron a subir a la Ulaña y contemplar el imponente paisaje que se observa desde su cima además de observar las viviendas y murallas del yacimiento arqueológico del  castro cántabro existente, , otros, más cómodos, fueron en coche hasta San Martín, donde visitaron la colección de dibujos a plumilla de nuestro paisano Luis Porras, para posteriormente subir a la Ulaña, pudiendo observar el Pico Volantín, el corral de Giras, el Carril, la Horadada y el Portillo del Infierno. Algunos, a  última hora,  se desplazaron hasta Congosto  donde pudieron apreciar los trabajos realizados por los vecinos y simpatizantes, como la recuperación de la iglesia y el adecentamiento del inicio de la ruta de los Piscárdanos y  tomar una cervezas mientras confraternizaban con los congosteños. 

En resumen una jornada completa en la que los carreteros y acompañantes pudieron disfrutar del maravilloso paisaje que configura el valle de Valdehumada a pesar de la premura del tiempo.

Día 14 de Setiembre: Cuarta jornada (Humada – Villanueva de Puerta )

Salida de Humada por el camino que al pie de la Ulaña lleva a San Martín, con mucha participación de vecinos del valle.

Ya en San Martín se incorporan un numeroso grupo de personas a la caravana iniciando el camino de ascensión por la vertiente norte para atravesar la Peña Ulaña por el único punto posible, el Portillo del Infierno, que comunica Fuencaliente de Puerta con Ordejón de Arriba.

 

Esta ruta era recorrida anteriormente por los habitantes del valle del Tozo y algunos del Valdelucio para ir a las ferias que se celebraban en Villadiego y en sentido contrario, los de la zona Sur de la Ulaña para ir a las ferias de Basconcillos, desde hace más de 50 años que no se usaba con carros.

En la cumbre les esperan valdehumadeños y vecinos de pueblos cercanos que han subido por la cara sur para recibir a las carretas. Allí reponen fuerzas mientras almuerzan y contemplan las maravillosas vistas del entorno.

Descendiendo a media ladera por la cara sur hasta llegar a una gran explanada de inmensos brezales hasta llegar a Villanueva Puerta, con abundante ganadería vacuna que se quedaba absorta y extrañada mirando a la comitiva. Ya en Villanueva los Valdehumadeños despedimos a los carreteros e iniciamos el regreso.

Las dos jornadas han transcurrido con un ambiente extraordinario de confraternización entre valdehumadeños y carreteros, que ha permitido estrechar lazos de amistad con la promesa de una próxima visita a nuestro valle que les ha sorprendido y cautivado por su belleza.

¡Hasta cuando queráis! ¡Os esperamos con los brazos abiertos!

Para más información haz clic en el siguiente enlace: