CAMPAÑA DE MICROFINANCIACIÓN PRO IGLESIA DE FUENTEODRA

BURGOS CONECTA (4 de Octubre de 2020)

Preparan una campaña de microfinanciación para salvar de la ruina la iglesia de Fuenteodra

La asociación Manapites plantea un proyecto para consolidar el edificio y dotarle de contenido a largo plazo | Para esta primera fase estiman un presupuesto de 31.000 euros

La iglesia de San Lorenzo Mártir presenta un estado ruinoso. /Manolo Miguel González

La iglesia de San Lorenzo Mártir presenta un estado ruinoso. / MANOLO MIGUEL GONZÁLEZ

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIA Burgos

La iglesia de San Lorenzo Mártir de Fuenteodra se cae. De hecho, el templo, que dejó de albergar culto hace 15 años, se encuentra en estado de ruina, y la situación no deja de agravarse, hasta el punto de que los cálculos indican que parte de la estructura podría ceder en los próximos meses.

Y eso es precisamente lo que pretende evitar un grupo de vecinos y amigos de la localidad, que agrupados en la asociación Manapites, han puesto sobre la mesa un proyecto de consolidación, rehabilitación y puesta en valor del histórico inmueble. Un proyecto planteado a «largo plazo» pero cuya primera fase necesita de una inyección económica para comenzar a andar. En concreto, 31.000 euros.

 
 

Ese es el presupuesto calculado para ejecutar el proyecto de consolidación del campanario y la cubierta de la torre, uno de los puntos que peor estado de conservación presenta actualmente. La iglesia, levantada a principios del siglo XVI y propiedad del Arzobispado, presenta «problemas de cimentación» que están derivando en la paulatina separación de los muros, explica Javier Maisterra, portavoz de la asociación.

 

El problema, en todo caso, es que 31.000 euros no suelen caer del cielo. O al menos no todos los días. Por eso, el colectivo ha planteado abrir una campaña de microfinanciación en colaboración con Hispania Nostra, que comenzará a desarrollarse «en unas dos semanas», puntualiza Maisterra. El objetivo de esa campaña es meridiano: obtener los fondos suficientes como para poner en marcha el proyecto de la torre cuanto antes.

 

Pero, a partir de ahí, la meta de la asociación se antoja más ambiciosa. Mucho más ambiciosa. Y es que, bajo la premisa de que la mejor forma de conservar un inmueble es dotándolo de contenido y actividad, el colectivo pretende convertir la iglesia de San Lorenzo Mártir en un punto de referencia para el entorno, paradigma de la ‘España vaciada’.

«Tenemos un doble objetivo. Buscamos el qué y el para qué. El qué es salvar la iglesia. El para qué es crear un gran contenedor de actividades, vinculadas al Geoparque de Las Loras», explica Maisterra al tiempo que reconoce que se trata de un «proyecto a muchos años».

A este respecto, puntualiza, el proyecto de la primera fase de consolidación del templo ya está redactado, pero paralelamente se está preparando una suerte de plan estratégico con el que se pretende trabajar de cara a los próximos años.

De momento, en todo caso, lo inmediato es la consolidación de la torre, ya que «el aire se está llevando la cubierta y el agua está entrando» en el templo, subraya el portavoz de la asociación. Los riesgos inmediatos, dice, están ahí.